Gestión y desempeño para la innovación pública

 

El contexto: 

El Modelo Integrado de Planeación y Gestión (MIPG) es una herramienta que permite planear, ejecutar y evaluar la gestión institucional de las entidades públicas en términos de calidad e integridad. Uno de sus elementos es el control interno; es decir, el conjunto de acciones que buscan prevenir posibles riesgos que afectan a una organización en cuanto a la operación, la información y el cumplimiento de sus objetivos.  

La implementación del MIPG en Bogotá se adelanta bajo el liderazgo de la Dirección Distrital de Desarrollo Institucional (DDDI) de la Secretaría General, de la mano del Departamento Administrativo de la Función Pública (DAFP). 

 

El reto de ciudad: 

El marco líder en el mundo para diseñar, implementar, desarrollar y evaluar la efectividad del control interno y la diminución del fraude en organizaciones es COSO. Por esa razón, se invitó a la experta estadounidense Sandra Richtermeyer, quien fue miembro de su Junta Directiva, con el fin de fortalecer las competencias de los servidores públicos en las nuevas tendencias de control interno, gestión de riesgos, líneas de defensa y aseguramiento, con base en COSO III, la más reciente edición de este marco internacional.  

El intercambio de conocimiento: 

Como parte de la agenda, la experta participó en el Foro Internacional de Gestión y Desempeño para la Innovación Pública, que contó con la participación de autoridades nacionales y distritales, expertos, académicos, además de cerca de 500 servidores públicos del orden nacional y distrital. Richtermeyer presentó el modelo del Marco Integrado de Control Interno de COSO.  

En otra jornada se organizó una mesa de discusión con entidades distritales y el DAFP, para definir fortalezas, debilidades y oportunidades en la implementación del control interno en el distrito, con la retroalimentación de la experta. 

Por último, se llevó a cabo una reunión de cierre y conclusiones, en la que la experta destacó la importancia de la labor de la DDDI como líder del proceso, la promoción de las tres líneas de defensa del modelo, y la capacitación a funcionarios sobre las implicaciones y los beneficios de esta implementación. Se construyó colectivamente el plan de acción que busca fortalecer el sistema de control interno del distrito. 

El impacto: 

Dada la experiencia de Sandra Richtermeyer como correalizadora del Marco Integrado de Control Interno y de Gestión de Riesgos COSO, su visita técnica y sus recomendaciones sobre la realidad bogotana en la materia resultaron de enorme utilidad para el Distrito Capital en general y para los jefes de Control Interno en particular, sobre todo si se tiene en cuenta que este es un aspecto fundamental para garantizar la transparencia en la gestión, y una herramienta de gran valor para evitar la corrupción en la administración pública.   

 

Gestión y desempeño para la innovación pública