Del tren a la bici: Vías Verdes para la Región Central

 

El contexto: 

Varios países del mundo han convertido sus vías férreas inactivas en caminos aprovechables para fines turísticos con gran impacto económico para las zonas circundantes. En Estados Unidos, esta iniciativa genera 10.600 millones de dólares anuales, y en España, por su parte, 1.620 millones de euros cada año.  

En Colombia se cuenta con una red de 1.611 km de corredores férreos inactivos, de los cuales 850 km (52%) se localizan en la Región Central. Por esta razón, la Alcaldía de Bogotá busca que estas infraestructuras abandonadas sean habilitadas como un dinamizador del desarrollo regional a partir del aprovechamiento turístico del bici-turismo, el senderismo, las cabalgatas, entre otras actividades de esa índole. La idea es llevar a cabo una prueba piloto en 200 km de tramos férreos inactivos de Cundinamarca.

 

El reto de ciudad: 

Para la implementación de esta iniciativa, que beneficiará a las economías locales, resulta necesario fortalecer la formulación del proyecto “Vías Verdes para la Región Central: del tren a la bici”, una iniciativa conjunta entre la Alcaldía de Bogotá, la RAPE e INVÍAS. Para ello se invitó a dos representantes de Rails-to-Trails Conservancy de Estados Unidos (Elizabeth Thorstensen y Eric Oberg), y al director de la Fundación de los Ferrocarriles Españoles y del Programa Vías Verdes (Jesús Benítez), con el fin de que compartieran con la Gerencia de la Bici y con otras entidades distritales y nacionales sus experiencias en la materia. 

El intercambio de conocimiento: 

Se realizó una visita de campo en vías y patrimonio férreo entre Facatativá y Villeta, gran parte de la cual se hizo en bicicleta. Los invitados internacionales destacaron la belleza del paisaje y el gran potencial que encontraron en el área para el proyecto. 

La segunda jornada consistió en una reunión entre el Presidente de la República, el Alcalde de Bogotá, el director del INVÍAS, el gobernador de Cundinamarca, el director de la RAPE, los tres expertos internacionales y representantes de otras entidades distritales y nacionales. En ella se presentó al Presidente la propuesta del proyecto como prueba piloto en Colombia. 

Posteriormente se llevó a cabo un taller en el que se reflexionó sobre las experiencias internacionales en el tema y su aplicación en Colombia, y luego los dos expertos estadounidenses participaron en el Primer Congreso Internacional “50-50: ¡Más mujeres en bici!”. Finalmente, el taller de sistematización contó con la participación de diversas entidades nacionales, regionales, gremiales y distritales. De allí surgió el plan de acción que dará cumplimiento a los compromisos adquiridos con el Presidente de la República. 

El impacto: 

El concepto de “vía verde” comprende tanto el acondicionamiento del trazado ferroviario en desuso como la instalación de servicios y equipamientos complementarios (restauración, alojamiento, alquiler de bicicletas y caballos, etc.), lo cual será un importante complemento para las iniciativas turísticas ya implementadas y contribuirá con el desarrollo económico local y regional, sumándose a lo que ya es una tendencia mundial. 

 

 

Del tren a la bici: Vías Verdes para la Región Central